Abr
22
Leer les ayuda a crecer


Está sobradamente demostrado que leer mejora la capacidad y el progreso de adquisición y perfeccionamiento lingüístico de los niños. Por eso, ahora que se acerca el Día del libro, creemos que es oportuno compartir con vosotros la importancia del hábito de la lectura durante la infancia para favorecer el desarrollo de nuestros hijos. De hecho, cuanto antes se acerquen a los libros, mejor serán sus habilidades ya que, sin darse cuenta, ejercitan su cerebro y enriquecen su vocabulario. En definitiva, leer les ayuda a crecer.

La lectura actúa de forma muy positiva en el rendimiento académico y emocional de los niños. Por regla general, los pequeños lectores son buenos estudiantes, muestran una mayor disposición para atender las explicaciones, aumentan su concentración, comprensión y memoria y asimilan nuevos conceptos con mayor rapidez que los que no suelen leer. Además de estimular las áreas cognitivas del cerebro, leer también favorece la capacidad de proyectarse y empatizar con los personajes de sus lecturas, hecho que contribuye a un mejor desarrollo de su inteligencia emocional. Saber leer es también un privilegio (pensemos en los miles de niños que no tienen acceso a la escolarización) y es la entrada a un mundo de conocimientos y de fantasía. Debemos valorarlo y sacarle partido.

Un buen libro es un auténtico tesoro para los niños, por todos los beneficios que ofrece la lectura:

 

Entrena la atención y la reflexión.

Crea un espíritu crítico, positivo y abierto.

Transmite emociones.

Fomenta la creatividad.

Enriquece la cultura y el lenguaje.

 

Vamos a dejarles que escojan, lo importante es que lean.

Ante la disyuntiva de imponerles o no algunos títulos, los profesionales nos recuerdan que cualquier tipo de libro puede ser bueno para la educación y el desarrollo de nuestros hijos y subrayan, además, que es bueno dejar que sean ellos quienes elijan sus lecturas. La falta de interés por temas impuestos puede generar el efecto contrario al deseado y provocar rechazo. Por eso, no debemos alarmarnos si ahora sólo tienen ojos para los cómics o las revistas con dibujos. Las encuestas confirman que si leen regularmente, la tendencia y las capacidades adquiridas les llevarán a aumentar el nivel de calidad de sus lecturas.

Y para finalizar, os dejamos 4 pautas que ayudarán a que vuestros hijos se conviertan en pequeños lectores, casi sin darse cuenta.

1.       Elegid un libro que les motive. Es importante asesorarse, pero también acudir juntos a la librería o a la biblioteca para conocer lo que les resulta estimulante y atractivo.

2.       Buscad un momento del día en el que la lectura pueda encajar y crear un clima adecuado, con buena luz, sin distracciones, ruidos, etc.

3.       Comenzad con cinco minutos. A medida que avancen los días, el tiempo de lectura puede aumentar un minuto más. (El tiempo de dedicación dependerá de la capacidad de concentración, de la edad del niño y de si les acompañamos en la lectura).

4.       Aumentar el minuto de lectura cada dos días, hasta llegar a los veinte minutos. Cuando sean capaces de leer 30 minutos seguidos, se habrán convertido en lectores avanzados. ¡Y entonces habrá que felicitarles!

                Os deseamos buenas lecturas y un feliz Día del libro.

Lecturas y más información:

Inteligencia emocional infantil y juvenil, Linda Lantieri y Daniel Goleman (ed. Aguilar)

Guia pràctica per a fer fills lectors (Fundació Bromera per al foment de la lectura)

Cómo seleccionar libros para niños y jóvenes, Gemma Lluch (ed. Trea)

 

 

Organizadores
Fundació SHE Ajuntament de Cardona
Quieres seguir informado?
© 2014 Fundación SHE Todos los derechos reservados.
Arriba