Jun
21
Cinco zumos verdes para disfrutar cuidándote


Llevamos un ritmo de vida frenético y puede que esto nos impida seguir la alimentación que quisiéramos y que nos merecemos. Los zumos verdes naturales, ahora tan de moda, pueden ser tus aliados, ya que te ayudan a eliminar residuos y equilibran la dieta con vegetales frescos y una buena dosis de vitaminas y minerales.

¿Por qué verdes?

Básicamente por su elevado contenido en clorofila. La clorofila es el pigmento verde de las plantas, cuya estructura molecular es muy parecida a la hemoglobina de la sangre, aunque se diferencia de esta por su contenido en magnesio, en lugar de hierro.

Una de las principales funciones de la clorofila es la formación de células sanguíneas. También estimula el desarrollo de la flora saprófita (las bacterias que viven en el intestino), que ayuda a mejorar la asimilación de los nutrientes. La clorofila también oxigena la sangre, optimiza la absorción de calcio y tiene un ligero efecto antiinflamatorio. Además se le atribuyen efectos desintoxicantes, alcalinizantes, antioxidantes y relajantes.

¿Son realmente depuradores los zumos verdes?

Según los expertos en nutrición, los zumos verdes aportan beneficios incuestionables, pero a veces se espera de ellos efectos milagrosos. Es preciso tener claro que, por mucho que tomemos zumos verdes, una dieta equilibrada, con abundante fruta y verdura, es lo recomendable.

Lo ideal sería incluirlos de forma regular como parte de la alimentación, no solo como una moda pasajera. Los niños también pueden disfrutar tomándolos, ya sea como merienda, aperitivo o para acompañar una comida. 

¿Tienes la licuadora a punto?

Para hacer un zumo verde, los criterios generales son que incluyas siempre hojas verdes y variadas (espinacas, canónigos, col rizada, col kale, espárrago, acelga, apio, rúcula, lechuga, etc.), alguna hortaliza como la zanahoria o el pimiento, y raíces como el jengibre o la remolacha. El toque dulce lo aporta una pieza de fruta (manzana, piña, pera, melón, etc.). También puedes añadirle verde de trigo o cebada y polvo de espirulina o clorella (algas de agua dulce muy ricas en clorofila), para aumentar así sus propiedades y potenciar su verdor.

Incluir los zumos verdes como parte de tus hábitos de alimentación saludable es una buena recomendación. Puedes tomar tantos jugos verdes al día como quieras y en el momento que quieras, pero ten en cuenta el contenido de azúcar que lleva la fruta en caso de diabetes, intolerancia a la fructosa o candidiasis.

1) PRINCIPIANTES

1 manzana

3 zanahorias

1 puñado de espinacas

1 cucharadita de polvo de alga clorella

 2) VERDE-VERDE

1 manzana verde

1/2 pepino con piel

2 ramas de apio

3 ramitas de hojas de perejil

1 puñado de espinacas

 3 ) RECARGA DE HIERRO

½ remolacha

2 zanahorias

2 naranjas (peladas)

5 hojas de menta

 4) VERDE-CÍTRICO

1 naranja (pelada)

½ limón

½ pepino

4 hojas de lechuga

3 ramitas de perejil

1 trocito de jengibre (opcional)

 5) ANTIOX

3 zanahorias

1 trozo de apio

5 hojas de diente de león

5 hojas de col kale

1 tazón de arándanos

 

Organizadores
Fundació SHE Ajuntament de Cardona
Quieres seguir informado?
© 2014 Fundación SHE Todos los derechos reservados.
Arriba