Set
20
Cumplir años con energía para vivir sin parar


Quien haya visto la película Vivir sin parar estará de acuerdo en que nunca es demasiado tarde, no solo para empezar a cuidarse, sino también para superarse a uno mismo.

Esta película narra la entrañable historia de un hombre de 70 años que vive a disgusto en una residencia de ancianos y decide correr el Maratón de Berlín después de que su mujer lo amenace con dejarle. Basada en hechos reales, esta película apuesta por realzar la última etapa de la vida. Y es que la vejez no tiene por qué ser un capítulo aburrido, sino un momento vital digno, en el que las metas y las ilusiones siguen existiendo. Sin embargo, para cumplir muchas de estas metas, necesitamos preservar la salud mental y la forma física.

Para tener un referente sobre la salud física de los que “ya no son tan jóvenes”, nos remitimos a otro testimonio, pero esta vez a uno 100 % real. Se trata de la encuesta Salud y vitalidad en la edad adulta en España, que entrevistó a 1 500 españoles mayores de 45 años que decían llevar una vida saludable. A partir de las respuestas de los voluntarios se llegó a conclusiones como las siguientes: La pérdida de energía y fuerza muscular son una fuente de preocupación a medida que se cumplen años.

El 75 % de los encuestados dijo tener menos fuerza y energía que 10 años atrás, hecho que afecta en su capacidad para realizar actividades de la vida cotidiana.

En general, las mujeres se preocupan más por la salud que los hombres.

Los mayores de 65 años son los que en su mayoría indicaron tener más dificultad para hacer deporte o realizar actividades diarias como subir escaleras o levantar objetos.

Solo un 11 % afirmó conocer cuáles son las medidas preventivas para evitar o controlar la pérdida de masa muscular.

De hecho, la mitad de los entrevistados realizaba algo de ejercicio físico diario, ya fuera caminar o hacer jogging. Sin embargo, más de un 19 % decía llevar una vida sedentaria, sin incorporar ningún tipo de ejercicio físico o deporte a su vida diaria. Un 19 % es una proporción importante y también preocupante si los resultados son extrapolables al resto de la población.

Los expertos aconsejan llevar una vida saludable y activa

Una de las recomendaciones de los expertos es que, a partir de los 40 años, es fundamental mantener la calidad muscular para preservar la fuerza y energía en la vida diaria. Está demostrado que aquellas personas que se mueven más y siguen unos buenos hábitos de alimentación, pierden menos masa y fuerza muscular.

Comer de forma sana y realizar ejercicio físico frecuente son las medidas más apropiadas para conservar la fuerza y la energía a medida que se van cumpliendo años.

Consejos para revertir la situación:

Aumentar el consumo de frutas y hortalizas, cereales, legumbres y pescado.

Reducir la ingesta de carne, sobre todo la procesada y comer más proteína vegetal (legumbre, frutos secos, lácteos descremados, huevos).

Ingerir menos grasas y de mejor calidad, prioritariamente aceite de oliva.

No saltarse el desayuno.

Mantener un descanso diario de calidad. Dormir de un tirón, aunque se duerma poco. Hacer una pequeña siesta.

Dar preferencia al agua para hidratarse.

Si fuera necesario, tomar algún complemento alimenticio (recetado por el médico o un especialista).

Hacer ejercicio de forma regular, como mínimo, caminar una media de 30 minutos diarios.

Imagen: Pinterest

 

Organizadores
Fundació SHE Ajuntament de Cardona
Quieres seguir informado?
© 2014 Fundación SHE Todos los derechos reservados.
Arriba