Dic
7
Muesli para los que desayunan sano y completo


El muesli reúne todas las cualidades que se piden a un buen desayuno: Es fácil y rápido de preparar, está delicioso y aporta energía y nutrientes. Quienes eligen esta nutritiva y sabrosa combinación de cereales, frutas y semillas para empezar el día, no solo reciben energía y vitalidad, sino que también disfrutan de sus beneficios a largo plazo, puesto que protegen el corazón y el sistema nervioso.

El muesli fue introducido en 1900 por el médico suizo Maximilian Bircher-Benner. Este procuraba una dieta rica en cereales, frutas y verduras frescas, como parte esencial de la terapia, a pacientes hospitalizados. Para desayunar, les daba una mezcla inspirada en una receta que él y su esposa habían probado en los Alpes suizos. En la década de los sesenta, cuando irrumpió el interés por la comida saludable y vegetariana, el muesli se hizo popular en los países occidentales.

¿Qué beneficios nos aporta el muesli?

¿Cómo saber si el muesli que compramos contiene demasiado azúcar o grasa?

Normalmente el muesli contiene menos azúcar y calorías que la mayoría de cereales para el desayuno que encontramos en los supermercados. Sin embargo, depende de los ingredientes y de cómo se haya elaborado.

Al leer la letra pequeña de las etiquetas, muchos se sorprenden al descubrir que su “sano desayuno” a base de muesli en realidad está plagado de azúcares y grasas, y eso a pesar de que el embalaje promete mejorar la salud.

Cuando en la etiqueta dice “fructosa añadida”, “melaza”, “jarabe” (de cualquier tipo) o “maltodextrina”, quiere decir que contiene edulcorantes. Y cuidado con la promesa de “sin sacarosa añadida” de la etiqueta, ya que podría significar que se utiliza fructosa en vez de sacarosa, con lo que no ganamos nada.

El otro enemigo oculto de la mayoría mueslis es la grasa saturada. Podríamos pensar que estamos comiendo un alimento bajo en grasa, cuando resulta que el muesli se ha frito en aceite. Esto se hace para dar mejor color y textura a los granos, que resultan así más crujientes y sabrosos. Una vez más, es preciso confirmar que en la etiqueta no aparezca aceite vegetal, de palma o de cualquier otro tipo.

¿Cómo escoger un muesli más saludable? 

El muesli casero: una opción fácil y económica

Puedes elaborar mezclas propias para adaptarlas a tu gusto. Utiliza la imaginación para darle variedad a la mezcla, y recuerda que los ingredientes se conservan mejor al guardarse por separado:

Y si se quieres enriquecer aún más tu receta de muesli, puedes añadirle germen de trigo, salvado, levadura de cerveza, bayas de goji o polen.

Imagen: Pinterest

Organizadores
Fundació SHE Ajuntament de Cardona
Quieres seguir informado?
© 2014 Fundación SHE Todos los derechos reservados.
Arriba