Dic
23
¿Sabes cuántas calorías esconde una copa de alcohol?


No hay fiesta sin comida ni bebida. Durante las Navidades nos permitimos más excesos. Comemos asados, guisos, canapés, turrones y dulces, conscientes de estar ingiriendo una gran cantidad de calorías; igual que sucede cuando bebemos un refresco azucarado. Sin embargo, no todas las personas son conscientes de la energía que ingiere si opta por tomar, por ejemplo, una copa de vino.

Si te preguntamos cuántas calorías tiene una copa de vino, ¿sabrías la respuesta? La mayoría de la población no lo sabe. Y el caso es que puede tener muchas. Vamos a calcularlo:

Por ejemplo, una copa de vino crianza con una graduación del 13,5 % y de 100 ml de volumen contiene 10,8 gramos de alcohol. Sabiendo que cada gramo de alcohol aporta una energía de 7 Kcal, podemos calcular: 10,8 g x 7 kcal/g = 75,6 kcal. Es decir, esta copa de vino nos aportaría 75,6 kcal. Una cantidad que supondría, aproximadamente, el 3,44 % del aporte calórico diario de la dieta de una mujer y el 2,6 % de la de un hombre.

Recapitulando, si en la cena de Navidad nos tomamos “solo” dos copas de este vino, habremos ingerido más de 150 kcal, más o menos la mitad de las que tiene un postre de chocolate.

De todos modos, las calorías del alcohol varían en función del tipo de graduación y de los azúcares añadidos a la bebida, pero siempre son cantidades elevadas, que aumentan el cómputo general de calorías de nuestra dieta.

Calorías vacías y escondidas

Podemos afirmar que las calorías que contienen las bebidas alcohólicas están “escondidas”, ya que las etiquetas de las botellas no indican el número de calorías, tal y como sucede con los alimentos. Además, las calorías del alcohol son “vacías”, porque, salvo en contadas ocasiones, beber alcohol no aporta ningún nutriente interesante para el organismo.

Para que te hagas una idea, este es el aporte calórico* de algunas de las copas que se consumen habitualmente:

copa grande de vino tinto : 160 kcal

copa de vino blanco: 70 kcal

cerveza mediana: 150 kcal

vaso pequeño de whisky: 244 kcal

vaso pequeño de vodka: 300 kcal

combinado de ron con refresco de cola: 176 kcal

copa de anís: 297 kcal

copa de ginebra: 244 kcal

copa de coñac: 243 kcal

* La Administración de Medicamentos y Alimentos  (FDA) recomienda contabilizar 7 calorías por gramo de alcohol. Este criterio no es exacto, pero sirve de baremo para calcular la energía que el alcohol aporta al organismo.

En cualquier caso, el problema no reside solo en saber cuántas calorías contiene el alcohol, sino en la cantidad de alcohol que se ingiere. No es lo mismo tomarse una copa pequeña que una grande, ni una medio llena, que una llena. Tampoco es lo mismo que lo tome una persona joven que una mayor. El consumo intensivo de alcohol puede dañar la memoria de los jóvenes, además de deteriorar su ADN. Con la edad, la tolerancia al alcohol disminuye, hecho que significa que una cantidad más pequeña de alcohol puede tener un efecto mayor, por lo que conviene reducir la dosis de alcohol conforme se ganan años.

En cualquier caso, como pasa con todos los placeres gastronómicos, la clave está en la moderación. Estas Navidades, además de lo que comes, cuida también lo que bebes. Tu salud te lo agradecerá.

Fuentes y más información:

www.madrimasd.org

www.bedca.net

www.fda.gov

Imagen: Photl

 

Organizadores
Fundació SHE Ajuntament de Cardona
Quieres seguir informado?
© 2014 Fundación SHE Todos los derechos reservados.
Arriba