May
20
¡Salimos de excursión! Tres consejos más para disfrutar de un pícnic saludable


Seguimos con más consejos para disfrutar de un día al aire libre y evitar que nuestro menú de mochila consista básicamente en bocadillos, conservas, patatas de bolsa, galletas y refrescos. Es cierto que siempre está la opción de limitar las cantidades de esos alimentos y bebidas, pero lo más recomendable es reemplazarlos por alternativas más saludables. Nuestro objetivo es que en la mochila o en la cesta de pícnic también haya sitio para frutas y verduras, carnes magras y cereales integrales; lo mismo que se incluye en un menú equilibrado. Aquí tienes tres consejos más para conseguirlo:

Consejo n.º 4: ensaladas nutritivas y con imaginación

¿Para qué molestarte en preparar ensaladas si las venden ya listas para comer? Claro que es tentador pasar por el súper y llevarse las “ensaladas” elaboradas (algunas con tenedor incluido), pero esas mezclas acostumbran a ser una amalgama de alimentos disparados en calorías que se mantienen unidos con salsa mayonesa, en el mejor de los casos. En su lugar, prueba con una ensalada casera. Mejor olvídate de la lechuga y utiliza algo más consistente como base: pasta integral, arroz, cuscús, patata hervida o legumbres, y mézclalo con verduras frescas o cocidas, aceitunas, tomates cherry, maíz, frutas o frutos secos. Aderezar con ingredientes ácidos, como el vinagre o los cítricos, o con especias y aceite, en lugar de mayonesa, no solo reduce la grasa, sino que también ayudará a mantener los alimentos seguros a temperatura ambiente. 

Consejo n.º 5: algo dulce para terminar

Nuestra opción principal son las frutas de temporada, que bien lavadas y a mordiscos, o cortadas a trocitos refrescan y aportan vitaminas. Para los más prácticos, el smoothy (batido de frutas naturales) es también una forma práctica de llevar fruta encima sin tener que pelarla. Y para quien no pueda resistirse a un capricho de repostería, como magdalenas, galletas o brownies, es mejor que sea de elaboración casera y en porciones pequeñas. Recordemos que, si estamos en ruta, no nos convendrá una sobreingesta de azúcares simples; es mejor dosificar la energía para llegar al destino sin tener “bajones”. 

Consejo n.º 6: llena la cantimplora con bebidas saludables

Cuando se hace ejercicio bajo el sol, es fácil deshidratarse sin darse cuenta. Los niños son especialmente propensos a perder líquidos, y cuesta convencerles para que interrumpan su actividad para beber. La mejor bebida para combatir el calor y la deshidratación es el agua. Pero si nos apetece algo con más sabor, otra buena opción es el zumo rebajado con agua (como la limonada) o alguna bebida comercial baja en calorías que nos aporte los minerales perdidos a través de la transpiración.

Una idea para tener agua fresca a mano es meter las botellas de agua en el congelador durante unas horas (excepto las de vidrio). Podremos utilizar los envases congelados para mantener los alimentos frescos.

Sobre todo, no te olvides de la seguridad. Asegúrate de que tu comida de pícnic está bien aislada con fiambreras y envoltorios seguros, y, a ser posible, mantén la comida y las bebidas por separado y bajo la sombra.

Imagen: Pinterest

Organizadores
Fundació SHE Ajuntament de Cardona
Quieres seguir informado?
© 2014 Fundación SHE Todos los derechos reservados.
Arriba